Estas en: Home » Il Casentino » Castillos medievales

Castillos medievales

Los castillos del Casentino y la familia de los Condes Guidi

Durante la época medieval el valle del Casentino fue controlado por la poderosa familia feudal de los Condes Guidi, que ya eran condes de Toscana en torno al año Mil.

Los condes Guidi controlaron Casentino y Romagna hasta el final del medioevo, realizando una espesa red de castillos distribuidos de tal modo que cubrieran uniformemente toda la zona y posicionados en los puntos estratégicos de acceso al valle y al cruce de los valles más pequeños que componen el territorio.

Quien veranea en Casentino, debería dedicar al menos dos días a la visita de los castillos medievales.

Castillo de Chiusi della Verna

La historia de Chiusi está ligada al nombre de la familia noble Catani.

El feudo de Chiusi fue donado en el 967 por el emperador Otón I a Goffredo di Ildebrando Catani y comprendía las comunidades de Badia Tedalda, Pieve Santo Stefano y Verghereto en Val Tiberina y los casentineses de Chitignano, Compito, Sarna y Vezzano.

A los alrededores del castillo, situado en el centro del feudo, se llega fácilmente desviándose a la derecha por la carretera que lleva desde el pueblo de Chiusi della Verna hasta el santuario franciscano.

El castillo de Poppi

Propiedad de la familia de los condes Guidi, conservado mejor que otros castillos está en una posición muy sugerente, en lo alto del pueblo de Poppi, una de las poblaciones más bellas de Italia.

Es digno de ver el patio interior, los grandes salones con frescos, el sistema de escaleras, la peculiar columna, y la capilla familiar con los frescos de Taddeo Gaddi, discípulo de Giotto.

A menudo sede de exposiciones y eventos culturales durante el verano, recomendamos asistir al espectáculo de fuegos artificiales, que normalmente se hace el tercer sábado de julio con ocasión de las fiestas del lugar.

El castillo de Romena

Debía tener tres cercos de muros perimetrales, interrumpidos por torres cuadradas, senderos para acceder desde los bosques. La parte más alta no era usada como tradicional plaza de armas sino para aprovisionar a los animales, hombres y avituallamiento en caso de necesidad.

Fue la sede feudal de una de las ramas más potentes de los condes Guidi, y fue tomado por los milaneses del séquito de Niccolò Piccinino, posteriormente donado a Neri Capponi en tiempos del Granduca Cosimo.

Perdió importancia progresivamente y en el Setecientos fue vendido en estado casi de ruina a los Goretti Flamini, actuales propietarios..

El palacio florentino en Stia

Destruido en 1440, fue adquirido a finales del 800 por Carlo Beni que, siguiendo el modelo de los palacios de los coleccionsitas de su tiempo como Palazzo Stibbert y Palazzo Davanzati en Florencia, lo reconstruyó siguiendo el gusto romántico ecléctico con tintes neogóticos.

En su interior se han hospedado el Museo Ornitológico y el Museo de Arte Contemporáneo. Las salas son, a menudo, sede de eventos culturales.

Siempre cercanos a Stia son dignos de visitar los castillos de Porciano y de Papiano.

Castillo de San Nicolás

El Castillo de San Nicolás se encuentra sobre la carretera del Casentino y sobre el margen derecho del valle del Solano, distando pocos kilómetros de Poppi.

El nombre, según la leyenda, proviene del hecho que Poggio di Ghiazzuolo estaba poseído por los demonios de los que le liberó un peregrino que llevaba con él una reliquia de San Nicolás obispo de Mira.

Ya propiedad de los condes Guidi en 1253, se quedó así hasta el 1348, año de la subblevación del pueblo contra el conde Galeotto.

Traspasado a los florentinos, el castillo fue transformado por dentro y mantuvo su propia organización arquitectónica hasta el 700, cuando se convirtió en casa de labor. A finales de los años 60 del siglo XX fue adquirido por Giovanni Biondi quien lo ha restaurado.

El castillo de Montemignaio

Desde la carretera del Casentino se puede llegar a Florencia pasando por Borgo alla Collina siguiendo la carretera estatal o también tomando la carretera hacia Montemignaio.

El castillo de Montemignaio era el antiguo bastión de los condes Guidi. De la estructura de la muralla que queda se puede resaltar que los muros del castillo tenían forma rectangular y que había 4 puertas de acceso. La puerta principal actual es reciente; fue abierta para comodidad de los habitantes que tenían que rodear los muros.

También aquí como en Romena, cercana al castillo se encuentra la iglesia románica de Santa Maria Assunta.